Coordinación del proceso de atribución entre concejalías de vivienda y servicios sociales

De Red Experta Abierta
Saltar a: navegación, buscar

La coordinación de la adjudicación de viviendas y ayudas entre las Concejalías de Vivienda y Servicios sociales del Ayuntamiento de Valencia puede hacerse con distintos niveles de integración.

Opción considerada: Gestión conjunta del parque de viviendas y las ayudas

Una gestión conjunta de la oferta de viviendas y ayudas de la ciudad, con unos criterios de adjudicación consensuados.

Esta opción no excluye que pueda haber cupos de viviendas y ayudas para distintos perfiles de demandantes, incluso para demandantes con o sin necesidad de acompañamiento.

Exige una mayor integración del funcionamiento de las concejalías de servicios sociales y vivienda con respecto a la atribución y gestión de viviendas, y la atribución de ayudas. En particular, exige tomar varias decisiones concertadas:

  • Decisión de unos criterios de adjudicación conjuntos.
    • Estos criterios de adjudicación deberán diferenciar diferentes perfiles de demanda, adecuadas a diferentes tipos de oferta (por ejemplo, viviendas adaptadas para personas con diversidad funcional o mayores, viviendas que exijen un mínimo de ingresos, ayudas al alquiler, viviendas en zonas dónde hay que preservar un mínimo nivel de mezcla social, etc.).
    • La adopción de criterios puede exigir tomar decisiones sobre consideraciones fundamentales. En particular, para la demanda con necesidad múltiple, tradicionalmente atendida por servicios sociales, si se adopta una visión de "Housing First" en un sentido amplio, es decir no limitado a las personas sin hogar. Desde esta óptica, se ofrece el acceso a una vivienda en prioridad, como elemento faciliador de la consecución de otros objetivos de integración. [1] Desde una óptica inversa, la adjudicación de vivienda va condicionada a la consecución anterior de otros objetivos de integración. Los criterios actuales de servicios sociales parecen adoptar en mayor medida esta segunda óptica.
  • Decisión sobre cómo gestionar las viviendas y ayudas: gestión por la Concejalía de Vivienda, por la Concejalía de servicios sociales o por una comisión mixta. Es muy importante la creación de un protocolo muy claro entre Servicios Sociales y Vivienda.

Justificación

Esta opción presume que, en la práctica, no es posible separar las personas demandantes de vivienda en dos categorías suficientemente diferenciadas. Igualmente considera que no se puede crear un registro de demandantes que excluya a personas con necesidad de acompañamiento.

Ventajas

Mutualización de los medios.

Limita el riesgo de derivar a Vivienda situaciones de necesidad o vulnerabilidad, aunque sean temporales, y que no sean atendidas de manera adecuada.


Posible opción alternativa: Gestión autónoma dos cupos de viviendas y ayudas por las concejalías de vivienda y servicios sociales

Cada Concejalía gestiona su propio cupo de viviendas y ayudas, y aplica sus propios criterios de baremación. Son necesarios mecanismos de intercambio de información, así como criterios que permiten que una demanda pueda pasar de un servicio al otro en función de sus características y evolución.

Esta óptica presume que es posible y operacional separar las personas demandantes de vivienda en dos categorías, correspondiendo a las competencias por dos concejalías distintas. Por una parte, personas con ingresos insuficientes para la satisfacción de sus necesidades de vivienda, sin necesidad de acompañamiento. Por otra parte, personas que, además del acceso a una vivienda, precisan de un acompañamiento.

Una gestión autónoma respectaría en mayor grado el nivel actual de colaboración y separación de competencias entre las Concejalías.


Referencias

  1. Existe un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Generalitat para poner en marcha de el programa en Valencia, aunque sea en un sentido más restrictivo, limitado a personas sin hogar, conforme a una nota de prensa del 26/04/2016 publicada por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas: La Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia pondrán en marcha el programa Housing First para personas sin hogar.